Como parte de su gira por Latinoamérica, el reggaetonero viajó a Bolivia. Sin embargo, a su llegada ocurrió algo que lo puso en el ojo público. Resulta que fue recibido en el Aeropuerto de La Paz por una comisión de policía. Esto, debido a que supuestamente mantiene un problema legal en ese país, tras ser acusado de estafa por incumplir una presentación en 2014. Sin embargo, su padre y ex manager, José Álvaro Osorio, aclaró la situación: "Se hizo por 25 mil dólares con un 50% de anticipo y otro 50% que se debía pagar ocho días antes del viaje. Los empresarios nunca aparecieron en esos días anteriores. El contrato tenía una cláusula penal sobre el incumplimiento de ese último 50%".   Lo que más lo desconcertó, fue que el caso permaneció cerrado durante tres años, hasta ahora que tenían programada esta nueva presentación: "Mi hijo no se enteraba del tema administrativo, obviamente se impactó con el hecho porque en ningún momento hubo estafa de nuestra parte. Ese contrato fue legal y ahora el tema está en manos del abogado. Es la primera vez que nos ocurre, después de cientos y cientos de contratos".   Pese a esto, el colombiano se presentó con gran éxito en dicho país. ¿Qué opinas al respecto?