Un pasito más El dueto de hermanos comienza su en Reino Unido su conquista de Europa Apenas recibieron su primer Grammy en la categoría Mejor Álbum Pop Latino, y nos reunimos para platicar con los hermanos Jesse & Joy, dos músicos que con los años han ganado experiencia, pero también sensibilidad con la cual realizaron su álbum más reciente Un besito más, lleno de emociones provocadas por diversos cambios en su vida, tales como el fallecimiento de su padre hace tres años. Los jóvenes cantautores han demostrado que tienen madera para la música y se han dado a notar gracias a sus canciones intensas, pero también composiciones que sirven para la fiesta. Tanto Jesse como Joy tienen vidas propias, no obstante, al momento de unirse se vuelven uno, ese torbellino de emociones que han creado huestes que los siguen por doquier. Con poco más de una década de trayectoria, este par de hermanos abanderan el pop hecho en México y lo exportan a otras latitudes, sin importar las fronteras. “A lo mejor me dicen qué cursi, pero creemos que el amor puede romper estereotipos, puede cruzar más allá de muros y la música la vemos como un arma”, menciona Joy, quien junto a Jesse, ostenta la doble nacionalidad, la mexicana y la estadounidense. Jesse & Joy se sientan, se dan un respiro en medio del ajetreo que representa ser uno de los máximos exponentes del pop latino, y nos cuentan su sentir después de haber ganado uno de los mayores reconocimientos de la música, un Grammy. Y entre risas y momentos de reflexión, ambos se sinceran y externan sus opiniones respecto a temas controversiales como Trump y otros un poco sensibles como la partida de su papá.   Con el disco Un besito más obtuvieron su primer Grammy, y el sexto Latin Grammy. Cuando lo hicieron, ¿pensaron que tendría dicho alcance? Joy: Cuando hacemos un disco tratamos de que llegue a muchísimos más lugares de los que estamos acostumbrados, intentamos superarnos a nosotros mismos, pero todo eso son expectativas y la realidad es que no se hace con el objetivo de obtener un premio, sino que en el momento de tocarlo en vivo, conecte con la gente. Jesse & Joy nos damos por bien servidos cuando una persona nos dice que pasó por momentos difíciles y el disco le dio confort o se identifica con las canciones.   Cuando se enteraron de la nominación al Grammy, ¿veían alguna posibilidad de ganarlo? Jesse: Es una categoría muy competitiva porque dentro del pop latino pueden entrar muchas cosas, no está limitado, se amplían las posibilidades de que gane cualquiera y estábamos nominados con gente que además de ser amigos, queremos y admiramos. Además, siempre es feo ilusionarte de que va a pasar sólo porque acabamos de ganar nuestro sexto Grammy Latino. Por eso pensamos que se lo llevaría Laura Pausini o Diego Torres. Es mejor esperar por lo peor.   Durante el discurso que emitió Joy al recibir el galardón, mencionó que el premio lo dedicaba a las minorías y a los hispanos. Ustedes como mexicano-estadounidenses, ¿cuál es su postura respecto a las políticas migratorias de Donald Trump? Joy: Ésa fue la razón por la cual lo dedicamos a las minorías en un país que parecía ser el de las oportunidades, de la libertad total, que recibía a la gente con los brazos abiertos y de pronto es fuerte ver que la historia se repite. Somos méxicoamericanos y hay una responsabilidad, no nada más con lo que llegamos a sentir como mexicanos, sino con todo lo que se habla de nosotros como nación, pero también representamos a generaciones como nosotros que están creciendo allá, entonces Jesse y yo sentimos esa responsabilidad de romper estereotipos, de ser la cara de la gente que sólo desea trabajar y salir, queremos que se rompan esas barreras de razas, idiomas, geográficas, porque al final todos somos gente.   Muchos artistas tienen la oportunidad de decir algo al respecto y no lo hacen, ¿ustedes por qué sí, por qué alzar la voz? Jesse: Para empezar, hacemos música porque nos gusta y a veces sólo por hacer lo que nos gusta nos sentimos inútiles, pero qué puedes intentar además de eso para hacer una diferencia o qué vas a aportar. Si en algún momento hemos influenciado a través de nuestra música, por qué no hacemos que alguien más se sienta responsable de querer hablar y no precisamente dar un discurso político, pero la gente debe saber que estamos con los ojos y los oídos abiertos, y nosotros combatimos el odio con amor y lo hacemos con lo que amamos: la música. No importa quien esté de presidente en el país que sea, vivimos un momento en la historia del mundo en el que pasan historias terribles todos los días y hoy, más que nada, hablando específicamente de Estados Unidos, el hecho de estar ahí ya daba un mensaje muy poderoso. Joy: A veces nos preguntan por qué cantamos en inglés, pero para mi hermano y para mí la pregunta es ¿por qué no hacerlo?, también es nuestro idioma. Empezamos a componer en inglés y en español, creo que eso justifica si tenemos la oportunidad de hablar, por qué no lo vamos a decir.   ¿Su calidad de méxico-estadounidenses les facilita para entrar en el mercado gringo? Jesse: Sin importar el idioma, ningún mercado es fácil, menos con tantas opciones que tiene la gente hoy en día para escuchar música. Creo que ahora es más competitivo y eso lo hace más difícil que nunca, pero todos tenemos las mismas limitantes y aptitudes.   A principios de febrero lanzaron en Reino Unido un álbum homónimo, ¿qué los llevó a tomar esta decisión? Jesse: Llevamos 12 años de carrera y hemos escrito a la par, tanto en inglés como en español; probablemente, en algún punto, la disquera quería sacar cosas en inglés de nosotros, pero nos resistíamos a que primero nos conocieran nuestros fans y también le dimos su prioridad a México. Sin embargo, con el paso de los años se han acumulado canciones en ambos idiomas, se empezó a emocionar la gente en el Reino Unido y empezó a sonar en la BBC de Londres “Echoes of Love”, la versión original de “Ecos de amor”, y eso llevó al segundo sencillo “More tan amigos”, una canción que escribimos en spanglish y llegó el punto en el que decidimos publicar un disco. Es una especie de curso intensivo donde pusimos “Espacio sideral”, “¡Corre!”, “Llegaste tú” y a su vez, canciones en inglés.   El disco en Reino Unido se colocó en los primeros lugares de las listas de popularidad, mientras que en México a tan sólo un par de días de haber lanzado el videoclip del tema “Me soltaste”, ya había alcanzado tres millones de vistas, ¿en qué traducen todo este éxito y números? Joy: Es increíble, nos tocó esa transición cuando empezaba el CD, el recorte de las compañías discográficas y de repente empiezan las redes sociales y el servicio de streaming, pero la realidad es que para nosotros como artistas, como músicos, son una herramienta para que alcance a más gente. Jesse: Es lindo, tratamos de que no nos quite el sueño o nos ponga estrés. Puede ser un poco relativo porque podemos tocar una canción en la gira que no sea sencilla y vemos la reacción que la gente tiene, y ése es un termómetro de los más reales   Sabemos hoy en día lo importante de las redes sociales y las plataformas de streaming, ¿ya planean el lanzamiento de un nuevo sencillo? Joy: No, acabamos de lanzar “Me soltaste” y la gira sigue, ya estuvimos en varias ciudades de Estados Unidos, ahora toca a México, el 5 de mayo estaremos en Monterrey, el 25 de mayo en Guadalajara y el 26 de mayo en el Auditorio Nacional, luego nos iremos a Europa, Reino Unido, Sudamérica, Estados Unidos, dependiendo cómo vayan dándose las cosas. Jesse: Viene una edición especial de Un besito más y estamos preparando varias sorpresas, como otra versión de “Me soltaste” que trabajó Dj Swivel, quien laboró con The Chainsmokers. Vienen varias sorpresas para los fans. La canción que da título el álbum la dedican a su padre, quien partió hace tres años.  

La canción que da título el álbum la dedican a su padre, quien partió hace tres años.Con el paso del tiempo, y tras el lanzamiento de esta producción, ¿ya asimilaron la pérdida, de alguna forma les ayudó a sanar?

Jesse: Es una herida que nunca va a sanar, pero con el tiempo vamos aprender a vivir con ella. Ha sido especial por todas las cosas que han pasado alrededor del disco. Joy: Será una herida que nunca cerrará, pero este disco es más especial a otros por ese motivo. Era una costumbre estar de viaje mientras escribíamos, y regresar a casa y enseñarles los temas a papá y a mamá, nos emocionaba. Fue fuerte en esta ocasión porque la mitad del disco ya estaba hecha y la otra no, entonces hacía falta esa parte de llegar y enseñárselo a papá. Recuerdo que todavía llegan a haber momentos en los que digo “no le he llamado”, pero es muy fuerte ver que todavía le veo a través de Jesse. Con lo que ha pasado con este disco, creo que sí tenemos una estrella enorme en el cielo y por eso la estrella de la portada.   Hablando del nombre del proyecto, ¿además de Jesse and Joy tenían otros? Joy: Cuando estás empezando, lo que menos quieres es confundir a la gente, sin embargo, salió más complicado, pero al final de cuentas, el proyecto somos nosotros dos. Jesse: Había un nombre que era Jayre. Uno de sus primeros pasos en la música fueron en la iglesia evangélica, ¿qué recuerdos tienes de esos años?

Uno de sus primeros pasos en la música fueron en la iglesia evangélica, ¿qué recuerdos tienes de esos años?

Jesse: Me acuerdo que una vez desempolvé una guitarra y una bocina rota; la conecté y sonaba distorsionada, fue mi primer acercamiento con la distorsión, estaba tocando un riff de Santana y entró un miembro de la iglesia y me dijo: “No, no toques eso, me duele mi corazón, es música de Satanás”.