Estilo DF Weekend Christian Chávez.

SIEMPRE CAMALEÓNICO EL EX RBD ASUME NUEVOS RETOS TANTO EN SERIES COMO EN CINE. Camaleónico es la palabra que más describió en su momento al ex RBD Christian Chávez, al que vimos pasar por su cabello tonalidades desde verde, azul, amarillo, naranja, morado y hasta rosa en telenovelas como RBD y Clase 406. A una década de esas imágenes que el artista nos regaló en la televisión y en los escenarios durante las giras que la agrupación realizó, Chávez sigue apostando por ser camaleónico, pero desde una postura disciplinada, esa que le ha hecho cambiar no solamente de manera física, sino en todo los aspectos de su vida. El artista que inspiró a todos aquellos que no se atrevían a declarar sus preferencias sexuales hace años, asegura que el volverse disciplinado ha sido una de sus herramientas para dar ese salto y dejar atrás al joven de cabello de colores que tenía miedo a salir de su zona de confort. Hoy, Christian ha dado un cambio radical de manera física y actoral. Se le puede ver como infiltrado y dominando armas en la segunda temporada de Rosario Tijeras, además de hacer comedia en la cinta En las buenas y en las malas y hasta ser investigador en La Bandida, y el más reciente proyecto que acaba de iniciar: Like.   Has cumplido tu sueño de hacer cine y series, ¿fue sencillo? No fue fácil. Estoy muy contento de hacer proyectos tanto en cine como en series. La Bandida, junto a Sandra Echeverría que pronto se estrenará por Amazon Prime, fue una experiencia única. También tuve la oportunidad de hacer un personaje antagónico en Rosario Tijeras 2, y bueno, qué te digo, la película En las buenas y en las malas con Alberto Guerra y Zuria Vega fue un salto.   Dicen que la comedia es un género difícil de interpretar, ¿lo es? No es fácil, pero me encanta, es un género que disfruto muchísimo. Al principio de mi carrera me daba siempre miedo hacerla, y ahora es un lugar donde me siento bastante cómodo. En las buenas y en las malas es la primera película de Gabriel como director, y se logró un ambiente bonito. Además, trabajar con Zuria, Alberto y Natalia Téllez fue maravilloso. Disfruto trabajar en todo tipo de géneros, incluso fue un reto mi personaje de policía infiltrado en la segunda temporada de Rosario Tijeras; tuve que aprender a manejar armas y entrar en un mood más hard core.  
"Desafortunadamente el narcotráfico se vive todos los días en las noticias y, aunque suene raro, la gente ya está acostumbrada. Como actor, retratar estas historias te nutre y conoces las causas más a fondo”
  También te vimos en La Bandida, una historia de época, pero al final también de narcotráfico, ¿has leído más del tema para estos proyectos? Desafortunadamente el narcotráfico se vive todos los días en las noticias y, aunque suene raro, la gente ya está acostumbrada. Como actor, retratar estas historias te nutre y conoces las causas más a fondo. El personaje de La Bandida fue maravilloso porque, en primera, es de época y, en segunda, hacer una serie de tres épocas distintas, es fantástico. Mi personaje Samuel me ha dado mucho, sobre todo al ser una historia original; en ella se retrata a uno de los primeros narcotraficantes. Y vemos pasar la Revolución Mexicana, un lapso que va de los 20 a los 30, y los años 40. En todo momento Samuel está junto a la protagonista, porque es un investigador y ella me narra todo lo que vio; así que tener ese efecto flashback, es grandioso.   Tus inicios fueron en una telenovela juvenil, ¿fue fácil adaptarte ahora, qué hiciste para quitarte el personaje de RBD con el que todos te identificaban? La gente siempre se hace una idea y te casan con un personaje, señalan y dicen: “Es el RBD, el de los pelos de color”, y hasta quienes realizan los castings. No fue sencillo, pero siempre hay que convencerlos y hacer que te vean de otra forma. Para mí se trataba de un renacer y cuestionarme hacia dónde iba. Tomé las riendas y decidí que si quería hacer series, debía cambiar mucho, por ejemplo, una vez en un casting en el que casi me quedo, cuyo personaje no tenía nada que ver conmigo, incluso era rubio y de ojo de color. Me fui caracterizado, me pinté el cabello y me puse pupilentes. Estuve en el último llamado y no me quedé, pero se me quedó grabado lo que me dijeron los que realizaron el casting: “Se agradece que hayas dado más de ti y que las limitaciones, de un tono de cabello o voz, no te hayan detenido”. Desde ahí supe que en esta vida hay que ser camaleónico y es lo que sigo buscando.   Por otro lado, la exclusividad comienza a quedar en el pasado… Sí, y me encanta. Hay muchísimas opciones ahora como actor. Ya se abrieron las puertas para que podamos trabajar en distintos lugares. Antes hacías televisión y no podías participar en cine, y viceversa, era más cerrado el medio y ahora se ha globalizado. Puedes hacer cine con una empresa, teatro con otra y regresar a una telenovela o a una serie.   Alguna vez mencionaste que la música era tu pasión y comenzaste una carrera como cantante, ¿por qué no continuar con esa faceta? Dejar la parte musical fue una decisión que tomé con mi área de management. Por ahora quiero enfocarme más en mi parte actoral. Amo la música y, sobre todo, los musicales. El año pasado estuve en Marta tiene un marcapasos de Hombres G, en Hoy no me puedo levantar y en distintas producciones, pero cantar lo profiero tener como un plus que pueda usar en los proyectos, como ahora en Like, donde cantaré y bailaré. Dedicarme de lleno a la música no me apasiona tanto; el promocionar e ir de un lugar a otro, se vuelve un poco cansado. Como actor, estás tres meses en un lugar encerrado y es temporal; como cantante, tienes que ir de un sitio a otro y volverte un poco solitario, pues no pasas mucho tiempo con familiares ni amigos.  
"Disfruto trabajar en todo tipo de géneros, incluso fue un reto mi personaje de policía infiltrado en la segunda temporada de Rosario Tijeras; tuve que aprender a manejar armas y entrar en un mood más hard core”
  Y aun así incursionarás en un show con ritmos latinos… Sí, jajaja. En Brasil estoy preparando un show con artistas locales, se van a lanzar varios singles para Latinoamérica, son dos temas que se hacen por concierto, pero no es un disco completo. Ahí me verán incursionar en otros sonidos latinos, siempre había tenido esa espinita y me la voy a sacar. Entonces, ¿qué más te falta? Me gustaría que hubiera más cine, series y personajes que me reten. Lo más bonito de lo que ha pasado en todo este año, es que son personajes distintos. Me encanta que ya no sean las mismas historias del bueno y el malo. Ahorita han empezado a pedir otro tipo de proyectos y qué mejor que las historias evolucionen para nutrirse más.   Además de ser constante, ¿qué herramienta te ha dado la virtud de cambiar de dirección? Uno tiene que estar completamente abierto a la dirección que el viento sople, porque muchas veces el actor se casa con la forma y no ve otras opciones. Las visiones de un director siempre cambian, hay que dejarse llevar y confiar, y sobre todo tener tolerancia al ritmo de trabajo y a los formatos. En televisión de repente es hacer 20 escenas al día y es más rápido, pero con todo y la rapidez debes buscar calidad actoral. Al ser signo Leo, soy muy perfeccionista, creo que es la herramienta que me ha impulsado. Me costó regresar a la televisión después de haber hecho cine y series, pero en ese querer ser perfeccionista, he encontrado el equilibrio.  
"Como actor, estás tres meses en un lugar encerrado y es temporal; como cantante, tienes que ir de un sitio a otro y volverte un poco solitario, pues no pasas mucho tiempo con familiares ni amigos”
  ¿Qué tan disciplinado eres? Ahora más que antes. Empecé con el ejercicio y es verdad lo que dicen por ahí, que si te disciplinas con algo, tendrás el control en otras cosas de tu vida. Comencé a cuidar mi cuerpo y a disciplinarme con los ejercicios, y cuando lo hice supe que podía controlar más situaciones de mi vida. Creo firmemente que puedes cambiar lo que sea, cuando te lo propones.   ¿Cuánto tiempo le dedicas al ejercicio y a tus hobbies? Soy una rata de gimnasio, comencé para verme bien, pero descubrí que fue la mejor decisión. Soy una persona ansiosa y me di cuenta que es como una terapia: cuando estoy en el gimnasio me desconecto de todo y me concentro realmente en el ejercicio. Amo lo que veo en los cambios físicos y me inspira a empezar nuevas cosas y decir: “Claro, sí lo puedo lograr”. Me gusta mezclar, de repente, correr y hacer cardio con más ejercicios, hay que probar distintas formas. Me encanta cantar, irme de shopping, descansar y estar con mi familia y amigos, es algo que atesoro muchísimo. Dices que los musicales te apasionan, ¿cuál te gustaría hacer? Hay tres que me vuelven loco: Cabaret, Kinky Boots y Evita; los he perseguido durante muchos años y espero un día participar en alguno. Por ahora estoy feliz de estar con el antagonista de Rosario Tijeras; yo no era mucho de ver violencia y me causaban cierta repulsión las armas, pero hoy he aprendido a manejarlas. Te repito, en esta vida hay que ser camaleónico y cambiar la forma de hablar, caminar y sumarse a las nuevas tendencias para que te vean.   CUESTIÓN DE ESTILO A la hora de relajarte: “Disfruto estar en mi cuarto, está diseñado para ser un lugar súper zen. Las luces cambian de colores y le dan una tonalidad distinta a diferentes horas. Tengo un Buda y además la habitación tiene una especie de terraza, donde entra el aire y veo los árboles” Tus series: “Friends, The Big Bang Theory, Orange is the New Black, Black Mirror y Outlander. Se apoderan de mí las series, puedo quedarme hasta las seis de la mañana viéndolas, luego me da depresión, aunque confieso que nunca he visto Game of Thrones; lo sé, algún pecado debía tener, jajaja” Tu defecto: “Pensar siempre tres veces las cosas” Tu virtud: “Tener una sonrisa en todo momento, sonrío hasta en las peores situaciones” Tu mayor desgracia: “Haber dudado de mí mucho tiempo” Lo que más detestas: “Las injusticias” Libro favorito: “La carcajada del gato de Luis Spota, se los recomiendo” A la hora de vestir: “Mi estilo es bastante básico, siempre ando de color negro. Nunca faltan en mi clóset jeans negros, unos buenos tenis y una t-shirt”
Más noticias