Santino y Gia, los dos hijos de Patricio Borghetti, no sólo le han robado el corazón al presentador argentino del matutino Venga la alegría, sino además lo inyectan de felicidad y energía con tan sólo verlos sonreír y darse cuenta de lo mucho que se aman y se divierten cuando están juntos. Incluso, el también actor asegura que su primogénito, de nueve años y con quien en breve realizará una función especial de Myst, el musical con motivo del Día del Padre, se ha convertido en el héroe favorito de su pequeña hermana de un añito. Además, Pato reconoce que todos los días aprende algo de ellos y lo inspiran a seguir componiendo, al grado que analiza la posibilidad de hacer un álbum con todas esas letras infantiles que ha creado y tienen un significado especial para él y su familia.   Desde hace nueve años tuviste la dicha de ser padre con la llegada de Santino, y ahora comparten con Gia, tu pequeña hija, esta divertida portada alusiva al Día del Padre… Ha sido muy bonito compartir esta portada de EstiloDF con lo que más amo en la vida: mis hijos. Aunque fue divertida, también fue difícil hacerla, sobre todo con mi bebé, pues fue complicado que se quedara quieta para una foto. Y es que todavía no tiene mucha idea de qué se trata, pero nos divertimos bastante y el tema es pasársela bien. Siempre hacer fotos con mis hijos es un regalo, lo gozo, y a todos los lectores de EstiloDF les doy las gracias por seguir mi carrera y los quiero mucho.   Lo más curioso es que la diferencia de edades no ha sido un obstáculo para que tus hijos se lleven tan bien y se diviertan juntos… Sí, fíjate que sí, al principio creí que a Santino le iban a dar celos de su hermanita, pero afortunadamente no fue así. De repente cuando todo el mundo pregunta por la bebé, Santino dice “pélenme a mí también”, pero la verdad se aman, la cuida muchísimo, y para Gia, Santino es lo máximo. Obvio, yo estoy muy feliz. Me encanta que se lleven tan bien y se quieran tanto, y como son niños, ves un amor puro y orgánico, que no se finge, es real, es como la expresión más bonita del amor.   Así que Santino se ha convertido en el héroe favorito de Gia… Totalmente, es su héroe, deberías de ver la fiesta que le hace cada vez que lo ve, y como Santino no está todos los días en casa, cuando viene, nadie más existe. Ella le dice Titi, entonces sólo pela a Titi. Y eso no lo cambio por nada, la verdad me hace muy feliz el hecho de que Santino y Gia se busquen y se vuelvan inseparables.   Pasa el tiempo y no paras, sigues con la misma energía de un papá primerizo y juguetón con sus hijos… La verdad, todo mundo te dice que debemos tener a los hijos cuando uno es joven, sino ya no tendrás energía; obviamente es cansado porque debes dedicarles mucho tiempo y energía a tus hijos, pero la pasamos tan bien que no lo padezco. ¿Sabes?, los disfruto mucho, me gusta ser papá, es una de las cosas que más disfruto en la vida. Con los dos tengo una relación distinta, pero muy hermosa y sobre todo divertida. Ellos saben que conmigo pueden jugar, reírse y aprender. Trato de enseñarles las cosas jugando y que sea de una manera divertida.   ¿Te consideras un papá barco? Soy súper barco, creo que soy el Titanic, el barco más grande que conozcas, y eso me hace muy feliz.   Cada hijo es muy diferente, ¿qué has aprendido de Santino y de Gia? Con Santino aprendí a despertarme con una sonrisa y con energía, no ha habido un solo día desde que nació que no se despierte contento y con ánimo, nunca se levanta de malas. Yo soy como un zombie, pues tardo un rato en despertarme y en saber lo que sucede, y este muñeco siempre desde temprano me dice: “Buen día, papá”, o le dice a Gia: “Hola, gordita”. Y de Gia, a pesar de ser muy chiquita, aprendo a ser valiente y con fuerte determinación.   Supongo que ahora ya estás muy familiarizado con el mundo de los superhéroes y las princesas… Totalmente, tengo una colección de películas. Además tengo sobrinitas y ahijadas con las que conocí todas las películas de Disney, Frozen la vi como 14 veces; la verdad me gustan mucho las películas animadas.   Como músico que eres, ¿a tus hijos les has compuesto algún tema en especial? Sí, muchos, no tienes idea. En un disco que grabé incluí a Santino cantando un tema oculto, y sale al final, tenía cuatro añitos. A Gia le he hecho muchos temas, de hecho estamos analizando hacer un disco con puras canciones infantiles. Me gustaría darlo a conocer con las rolas que le hice a Santino y a Gia. Las letras no son muy profundas, una habla de la pipí, otra de mocos, otra de cambiar el pañal, etcétera. Ya te imaginarás, yo las inventé, y otras con la ayuda de Santino.   Así que cada minuto de tu tiempo lo aprovechas al máximo cuando estás con tus dos hijos… Sí y mucho. Por lo menos no me aburro, me la paso increíble. Santino es un niño muy bueno, noble y travieso. De repente hay que ponerle límites, y sí hace caso; tiene un gran corazón, igual que Gia; los dos son tiernos. Lo que me hacen sentir es incomparable, no hay nada que se pueda acercar a lo que siente un papá cuando ve dormidos a sus hijos y los escucha; me fascina verlos reír, por eso trato de hacerlos reír tanto.   Hace cinco meses decidiste probar suerte como conductor del matutino Venga la alegría, y ya te vemos como pez en el agua… Estoy muy contento. La verdad fue un cambio fuerte y significativo en mi carrera, y en toda mi vida porque llevaba 17 años en Televisa, donde hice muchísimos amigos y los sigo teniendo. Me fui súper agradecido con Televisa, pero llegó esta oportunidad en TV Azteca cuando estaba libre y me hacía mucha ilusión. Me han recibido con enorme cariño y me han dado un lugar muy importante, así que estoy súper agradecido. Ahora me toca defender la camiseta de Venga la alegría, de TV Azteca. Profesionalmente estoy feliz y también en mi vida personal, así que paso por un gran momento, me siento pleno, así que a disfrutarlo mientras dure. Es divertido trabajar en lo que te gusta, por eso para mí no se llama trabajo, me la paso bien y aprendo, nunca dejo de hacerlo.
"Ha sido muy bonito compartir esta portada de EstiloDF con lo que más amo en la vida: mis hijos"
Además eres imagen de distintas filiales de la empresa, ¿esperabas esto? No, la verdad. Ahora estoy en todos lados, jajaja, y me siento contento, trabajando mucho, y no conforme con eso sigo en Myst, el musical, donde llevo un año. Estoy feliz porque Santino va a hacer una función especial por el Día del Padre, el 24 de junio, ya estamos ensayando. A Felipe Fernández del Paso se le ocurrió esta idea, y bueno, Santino feliz porque ama estar en el escenario, ya lo trae en las venas. Para mí es un placer que Santino comparta conmigo este proyecto que quiero tanto, pues ha sido la causa de muchas de las cosas buenas que me están pasando. Y subirme al escenario con mi hijo está increíble.   Este año, ¿retomarás la actuación? No lo creo. Estoy feliz en Venga la alegría, me divierte muchísimo ser parte de este programa para toda la familia, donde tengo la oportunidad de jugar, aprender, y sobre todo de ser yo mismo, así que no pienso dejarlo. Eso de hacer alguna serie o telenovela será el próximo año porque estoy súper enfocado con el matutino; este año el tema de la actuación no lo veo posible porque, de verdad, no hay tiempo. Quizás haga algo de música porque sigo componiendo, eso siempre está ahí. Así que entre Venga la alegría, Totalplay, Banco Azteca y Myst, estoy al full.   Lo que es un hecho es la química que has logrado con las amas de casa que siguen el programa… Sí, la verdad estoy sorprendido y agradecido con ellas porque antes sólo me conocían por medio de un personaje y una novela, pero no terminan de conocerte bien. Y en Venga la alegría el conductor eres tú mismo y debes ser lo más auténtico posible, y gracias a Dios el público me ha recibido con mucho cariño.   Gracias a lo bien que te han salido las cosas, podrías extender tu contrato… Sí, inicialmente lo hicimos por dos años, y estoy muy contento, de verdad. Adrián Patiño no sólo es un gran productor, también es un enorme ser humano, y eso es muy difícil de encontrar en este medio. Él también me dijo que la idea es que sean muchos años más, pero veremos cómo se van dando las cosas.   Dentro de tus planes y los de Odalys, ¿existe la posibilidad de agrandar la familia? Si me preguntas ahora, no, pero nunca digas que nunca. En este momento no está dentro de nuestros planes. Te juro que apenas podemos con estos dos que son súper demandantes. Es muy difícil porque hay que ser responsables y dedicarle el tiempo necesario a cada uno, y creo que con dos estamos muy bien. Nos turnamos para hacernos cargo de los niños; Odalys es una gran mamá y me ayuda mucho con Santino, y como los dos trabajamos, nos repartimos bien las tareas. Santino.   ¿Cómo es tu papá contigo? Mi papá es muy buena onda, el mejor de la historia, nadie pudiera tener un papá así; tengo mucha suerte de tenerlo y es súper lindo conmigo.   ¿Qué te divierte más de él? Que me enseña cosas nuevas. De pequeño me enseñó a Michael Jackson, luego me enseñó el futbol y las matemáticas.   ¿Te gustaría aprender a cantar o actuar como él? Sí, voy a actuar en una película, pero me gusta más cantar que actuar, siempre me ha gustado desde chiquito. Mi papá dice que debo estudiar mucho y prepararme, no descuidar la escuela, y ese fue el trato que hicimos. Mi papá tiene un disco con mi voz, de cuando yo tenía cuatro años. También me hizo la canción que se llama “Aplausos con los pies”. Ya es todo un hit en la casa.   ¿Qué sentimientos te genera Gia? Gia es genial, siempre está feliz, y cuando yo no estoy, mi papá tiene un fondo de pantalla y se lo enseña. Ella me dice Titi, y yo la quiero mucho. A Gia le he enseñado canciones, a bailar; le puse el nombre a su muñeca favorita, que es Tita. Ahora que pusieron una canción que se llama “No me puedes dejar así”, hay una parte que dice: “No, no, no”, y yo le enseñé a repetirlo.